22.1.17

Breve reflexión sobre los piropos callejeros; cierra ya la puta boca



A veces me encuentro con hombres que dicen que "no a todas las mujeres les molestan los piropos por la calle". Y eso es cierto. No podemos hablar por todas porque, seguramente, habrá mujeres para las que este acto signifique un halago. 

Lo que sí les puedo asegurar es que existe un grupo al que le molesta. Chicas que nos sentimos molestas, presionadas, agobiadas e inseguras cuando un desconocido nos grita por la calle cualquier cosa, aunque su declaración de amor no contenta un insulto. Nos deja mal cuerpo porque -igual que los hombres no saben si a la mujer a la que se dirigen un piropo le molesta o no- no sabemos si aquel que nos está hablando no va a seguirnos, tocarnos, agarrarnos, hacernos daño de cualquier tipo. 

Es un hecho que hay mujeres a las que no nos gusta que nos griten improperios por la calle y es un hecho porque os lo estamos diciendo. Y es un hecho que hay hombres que violan a las mujeres a las que probablemente con anterioridad han gritado por la calle. 

La violación es un peligro real y todo gesto que nos indique a pensar que nuestro estado y opinión os da igual -porque, ya sabes, gritas a las mujeres por la calle porque no te importa que pueda no gustarnos- puede infundirnos miedo y malestar. 

Es decir; que tú, efectivamente, no sabes si la mujer que capta tu atención tiene un problema con los piropos o no. Pero sí que sabes que no te vas a morir si mantienes la boca cerrada y sí que sabes que el bienestar de esa chica -aunque sea solo un rato- depende, efectivamente, de que tú sigas tu camino sin interferir en el suyo.

No quería terminar esto diciendo que si no compartes esta visión eres imbécil. Pero el caso es que, bueno, probablemente lo seas. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Leía con atención tu pensamiento, tu opinión.... tu visión sobre algo que no me gusta y pensaba que quizás sin no usaras la demagogia.... si no alardearas de la verdad absoluta... si no insultaras a quien puede cuestionarse cualquier cosa, incluso tu opinión, quizás entonces... tu idea ganaría peso.. ganaría verdad... más gente podría compartirla... pero no... así que no me gusta lo que escribes porque pierdes la razón... y si no estás de acuerdo con esto eres imbécil.... y si te sientes insultada es que has perdido la razón... porque no hay más insulto en mis palabras que en las tuyas.... me encanta como escribes... aún sin que sepas de qué escribes... pero no me insultes, no te insultes, imbécil...